5 de junio de 2008

EL ATAQUE DE NAPOLEON A TIERRA SANTA

Hallazgo arqueológico sobre el ataque de Napoleón a tierra santa




El navío, que fue hundido frente a la costa de Acre durante una batalla entre Napoleón, la Armada Británica y posiblemente los defensores de Acre, hace 200 años, está siendo estudiado, y los hallazgos que se han hecho en él ya están comenzando a esclarecer algunos aspectos sobre el intento de Napoleón de conquistar Tierra Santa.


Excavaciones marinas recientes encontraron balas de cañón, barriles de pólvora y otros objetos que ayudarán a reunir evidencias relativas al viaje del barco y a responder a las preguntas que se hacen los arqueólogos marinos. No está claro si el barco intervino en las batallas en 1799 ó 1840, y ni siquiera si era francés o británico. "Estos son los únicos restos de naufragio recuperados del período del bloqueo francés a Acre, y podrían enseñarnos mucho acerca de las batallas navales de la época", explica Ya'acov Kahanov, quien trabaja en el Departamento de Civilizaciones Marítimas en la Universidad de Haifa.


El gran navío, de 30 metros de longitud y 9 metros de ancho, fue descubierto frente a la costa de Acre en 1966, pero las excavaciones sistemáticas para recuperarlo comenzaron bajo los auspicios de la Sociedad de Arqueología Náutica de Gran Bretaña, y con la ayuda del Colegio Náutico de Oficiales Navales en Acre. El hecho de que se encontraran balas de cañón, barriles de pólvora y otros objetos, demuestra que el navío fue parte de una flota naval. La pregunta de en qué batalla se vio involucrado espera ser respondida, pero los arqueólogos tienen algunas teorías.


Parece que la historia de este barco comenzó hace más de 200 años. Los investigadores encontraron un mapa en un archivo británico, dibujado en 1799 por un soldado británico, que muestra la formación británica frente a la costa de Acre enfrentándose a un bloqueo de los barcos napoleónicos. El mapa en cuestión incluye un símbolo de un navío hundido, exactamente en el punto donde se encontró el barco. Este mapa es la fuente de la teoría de que el buque se vio envuelto en la batalla de 1799. Además, una de las balas de cañón fue encontrada alojada dentro de la quilla del barco, exactamente en el fondo. El lugar y el ángulo específico en el que está posicionada la bala de cañón, han conducido a los investigadores a creer que ésta fue la bala que hundió al barco.


Una de las teorías es que éste fue un barco "barricada", un navío que los británicos hundieron a propósito en la entrada del puerto para evitar que las embarcaciones francesas, más pequeñas, pudieran entrar en él.




Asedio de Acre
El Asedio de Acre fue un frustrado intento del ejército de oriente francés al mando de Napoleón Bonaparte de tomar esta fortaleza otomana en su fallida expedición a Siria.
Fuerzas desplegadas y estado del ejército de Bonaparte
El 19 de marzo el Ejército francés de Oriente llega ante Acre, bien fortificada y defendida por 35.000 turcos al mando de Djezzar el Carnicero, de Damasco, a los que se han sumado cuatro días antes dos barcos ingleses al mando de Sidney Smith, que impiden a Napoleón desplegar todo su ejército contra la ciudad al estar al alcance de sus cañones.
Por si fuera poco, los 13.000 franceses, que venían con pocos suministros y agotados de una marcha por el litoral costero sirio de 250 km. desde Gaza, además han sufrido muchísimas bajas por enfermedad; el general Desaix informa que por entonces unos 1.400 soldados están afectados, padeciendo un centenar de ellos de ceguera.

1r ataque francés
El 28 de marzo, los franceses lanzan un asalto contra los muros de la ciudad, que fracasa.
En abril, Bonaparte es informado de que un gran ejército turco se podría estar concentrando entorno al Jordán para atacarle por su retaguardia y socorrer a los sitiados, con víveres de sobra y con los que colaboran los británicos. Napoleón encomienda una parte de sus tropas al general Kléber para realizar un reconocimiento del Jordán.

2º ataque francés
Del 1 a 10 mayo se reanudan los bombardeos franceses contra la plaza y se realizan varios asaltos más, que resultan infructuosos. La moral de la tropa invasora se reduce al mínimo tanto por sus fracasos como por las enfermedades, hasta que finalmente comienzan a carecer de alimentos. Poco después, Napoleón se entera de que barcos británicos han salido de Rodas hacia Egipto transportando tropa turcas.

Derrota francesa y retirada
Bonaparte achaca la victoria otomana en Acre a la presencia del comodoro Smith. Además le informan de que los turcos ya desembarcaron en marzo otro contingente en Egipto, en la retaguardia francesa, por lo que debe volver inmediatamente.
Los franceses han perdido más de 2.000 hombres en el sitio por de Acre, casi todos por enfermedad, y varios miles más están aún convalecientes.
El 20 de mayo, Napoleón levanta el sitio del Acre y al día siguiente el contingente francés se retira hacia Egipto, a donde sólo retornarán unos 7.000 soldados. La expedición francesa a Oriente Próximo se revela como un desastre, y Bonaparte comienza a pensar otra forma de burlar el bloqueo naval británico y volver a Francia, aunque sea en solitario.




23 de mayo de 2008

Descubren la corona y el escudo de Alejandro Magno



Arqueólogos griegos y estadounidenses descubren que la tumba que se pensaba que albergaba al padre de Alejandro Magno, es en realidad la de su medio hermano. Esto puede significar que algunos de los artefactos encontrados en la tumba, incluyendo un casco, un escudo y una corona de plata, podrían haber pertenecido originalmente al mismísimo Alejandro Magno.

Esto lo creen porque el medio hermano de Alejandro se cree que reclamó toda la parafernalia tras la muerte del conquistador.

La tumba es una de las tres tumbas reales macedonias excavadas en 1977 por arqueólogos que trabajaban en la villa Vergina, al norte de Grecia. Allí los excavadores encontraron una banda de plata para usarse en la cabeza, un casco de hierro, y un escudo ceremonial, junto con una gran cantidad de armas y un objeto identificado como un cetro.

En aquel momento lo anunciaron como la tumba de Filipo II de Macedonia, el padre de Alejandro que fue asesinado en 336 antes de Cristo. Pero análisis recientes que fueron realizados por Eugene N. Borza, de la Universidad Estatal de Pennsylvania, demostró que los restos son mucho más recientes de lo que se pensaba.

Borza cree que es de la época de Alejandro, y que los restos arqueológicos son del mismo Alejandro, si bien no es su tumba. La tumba es una caja de piedra simple, que contiene los restos no identificados de un hombre adulto, una mujer joven y un niño recién nacido. La segunda tumba, abovedada y con dos cámaras, contiene los restos de una mujer joven y de un hombre maduro. La tercera, con dos cámaras abovedadas, contenía los restos humanos de un adolescente que se cree que sería un hombre.

Las dos tumbas más grandes tienen ornamentos de oro, de plata, de marfil, así como vasos de cerámica y metal.

Borza se contactó con Olga Palagia, historiadora del arte de la Universidad de Atenas, para evaluar las cerámicas y pinturas de las tumbas. Al poco tiempo se dieron cuenta del hecho de que las tumbas 2 y 3 fueron hechas con un estilo de cielorraso curvado llamado bóvedas tipo barril. "La fecha más temprana para una bóbeda barril en Grecia data de fines del 320 antes de Cristo, casi una generación luego de la muerte de Filipo II", dijo Borza.

Palagia también descubrió que las pinturas en el friso exterior de la tumba reflejan temas que eran más típicos de la época de Alejandro Magno que de la de su padre.

El cetro de dos metros encontrado en una de las tumbas es otra pista, dice Borza. "Tenemos muchas monedas acuñadas en vida de Alejandro, que lo muestran a él sosteniendo un cetro muy parecido", agregó.

Y como si fuere poco los vasos encontrados también tienen un peso que se condice con el sistema de medidas que instauró Alejandro durante su reinado.

Una vez determinado que la tumba no es de Filipo y que es una generación posterior a su muerte, entonces ya se puede realizar la pregunta de a quién pertenece.

En los textos antiguos se pudo encontrar un doble entierro, así que pudieron identificar que la tumba pertenece a Filipo III Arrideo y a su reina Eurídice. La tercera tumba creen que puede ser de Alejandro IV, el hijo de Alejandro Magno, que reinó junto con Arrideo hasta que fue asesinado cerca del 310 antes de Cristo, ya que coincide con la edad atribuida a los restos y es el único adolescente mecedonio de la familia real que se sepa que fue enterrado.

La tumba 1 si es antigua, así que esa podría ser la de Filipo II, ya que también tiene a una mujer, su esposa, y a un niño.

2 de mayo de 2008

CLEOPATRA Y EL MITO DE SU BELLEZA

Una Moneda Antigua Desafía el Mito de la Belleza de Cleopatra




Cleopatra, un mito sexual con más de 2.000 años.
La reina egipcia, que seducía más que por su físico por su voz y sus habilidades cosméticas, era políglota y se casó con dos de sus hermanos

Las excavaciones submarinas de estos años en el puerto de Alejandría (Alexandria), dirigidas por el arqueólogo francés Frank Goddio en busca de los palacios de los últimos faraones, han vuelto a colocar a Cleopatra de actualidad. Nunca ha dejado de estarlo. La reina de Egipto es un mito sexual, uno de los más antiguos, que se remonta a más de dos milenios atrás.
Aunque sobre su talento político y su inteligencia parece que no hay dudas posibles, sobre su físico vienen arrastrándose hasta la actualidad. Más que bella, por lo menos como se entiende la belleza en el Occidente de nuestros días, seducía por su conversación, por su voz melodiosa y por sus extraordinarias habilidades cosméticas.


Su familia llegó al poder en la tierra de los faraones en el año 304 antes de Cristo y lo mantuvo hasta el 30 a.C., o sea, hasta la muerte de la propia Cleopatra, cuyo nombre significa «gloria del padre». Eran los Ptolomeos o Ptolemaidas, también conocidos como Lagidas (del nombre de Lagos, progenitor, por lo menos oficialmente, del primer soberano). Eran griegos. Por las venas de Cleopatra no corría, que sepamos, ni una sola gota de sangre egipcia. No debía tener nada de los rasgos que puedan atribuírseles a los pueblos norteafricanos.


La leyenda narra que, cuando Alejandro Magno murió sin dejar un heredero, le preguntaron en su lecho de muerte a quién legaba el inmenso imperio, de Grecia a la India, que había conquistado en unos pocos años. «Al mejor», contestó. Sus lugartenientes, conocidos como los Diadocos (sucesores), combatieron entre sí durante 14 años y acabaron repartiéndose los distintos territorios.Ptolomeo I consiguió hacerse con Egipto.


Aunque de origen extranjero, los Ptolemaidas arraigaron en Egipto a lo largo de tres siglos y, para consolidar su condición de faraones, incluso adoptaron la vieja costumbre de los matrimonios entre hermanos. Quince Ptolomeos gobernaron el imperio del Nilo, el último, ya de modo meramente titular, el hijo de Cleopatra y César, Ptolomeo Cesarión. La misma Cleopatra era hija de hermanos, Ptolomeo XII Auletes (El flautista) y Cleopatra V, y se casó sucesivamente con dos hermanos suyos, Ptolomeo XIII y Ptolomeo XIV.


Sin embargo, los nuevos faraones no se tomaron el trabajo de aprender la lengua de sus súbditos y seguían usando el griego.Cleopatra, en cambio, sí lo hizo. Plutarco dice que hablaba el etíope, el hebreo, el árabe, el sirio, el medo y el persa; seguramente, también el latín. «Dícese que había aprendido otras muchas lenguas, cuando los que la habían precedido en el reino ni siquiera se habían dedicado a aprender la egipcia».


En general, los retratos más antiguos de Cleopatra no la representan como una belleza deslumbrante.

En el reverso de una moneda cuyo anverso se dedica a Antonio, aparece con la frente abombada, marcadas ojeras, barbilla saliente, labios gruesos y, sobre todo, una ostentosa nariz ganchuda. Según los doctores Lugones y Quintana, debía tener bocio (un aumento de la glándula tiroidea que origina un abultamiento en el cuello), aunque puede que en esa época se apreciase como signo de belleza. Parece que también padecía de calvicie. Tenía sólo 39 años cuando murió aplicándose un áspid: como señala Christian Jacq, precisamente el ureus, el símbolo del poder de los farones.


28 de abril de 2008

EL DESCUBRIMIENTO DE LA ATLÁNTIDA



Investigadores españoles han descubierto evidencias arqueológicas debajo del mar, cerca de las costas de Gibraltar, que podrían pertenecer a la civilización Atlántica descrita por Platón con el nombre de Atlantis.

Justamente donde el filósofo griego ubicaba la ciudad de la Atlántida, delante de las Columnas de Hércules (Estrecho de Gibraltar), junto a la región de Gadeira (Cádiz) y el Atlas (Marruecos)

Los primeros hallazgos se realizaron en el verano del 2003. Se realizó un informe con los resultados preliminares, se consultaron a grandes expertos de renombre Internacional como George F. Bass y Cemal Pulak y el informe fue enviado a las autoridades y organismos competentes de España y a la UNESCO.

Todavía ninguna institución científica ha mostrado interés por estudiar las sólidas evidencias descubiertas por el equipo de exploradores colaboradores del investigador y escriptólogo Georgeos Díaz-Montexano, autor intelectual de las teorías que apoyan estos descubrimientos sobre la identificación del reino de la Atlántida con los pueblos Atlánticos de las costas de Iberia y Marruecos.

Es la primera vez en toda la historia que se descubren restos arquitectónicos y artefactos de metal bajo el mar, en una localización que coincide en un 99,9% con las descripciones ofrecidas por Platón sobre el lugar geográfico donde se hallaba la isla y acrópolis de la Atlántida.

Algunos investigadores reclaman haber encontrado Atlantis en otros lugares del Mundo como Jim Allen que la coloca en un lugar tan remoto de Gibraltar como las montañas de Bolivia, mientras que Robert Sarmast ahora presume de haber descubierto la ciudad de la Atlántida cerca de las costas de Chipre, a más de 1000 metros de profundidad; aunque en realidad, Sarmast no ha descubierto aún ni una sola evidencia arqueológica, lo único que ha realizado hasta la fecha, desde que inició sus expediciones, es mostrar bonitos dibujos de mapas virtuales -recreados por computadoras- de montículos, volcanes de fango y demás formaciones geológicas naturales que interpreta como restos de Atlantis sepultados por el fondo marino.

Por otra parte, el alemán Ulf Ritcher, el holandés Jonas Berghman y el hispano-cubano Georgeos Díaz-Montexano, son los únicos investigadores que defienden con el máximo rigor científico posible, ajustándose a los textos de Platón y de muchos otros autores de la antigüedad, la única localización posible de Atlantis, es decir, la que describe el mismo Platón, cerca de las Columnas de Hércules (Gibraltar), de Gadeira (Cádiz) y del Atlas (Marruecos).

El equipo de colaboradores de Georgeos Díaz-Montexano es el único que ha mostrado al mundo evidencias arqueológicas submarinas que han sido analizadas por científicos y que todavía no se han podido aún reconocer o clasificar. Estas evidencias se hallan a unas profundidades que se corresponden con el nivel antiguo del mar de varios miles de años antes de los tiempos de Solón y de Platón.

Resulta paradójico que el equipo de investigadores españoles no haya reclamado aún el descubrimiento de Atlantis, a pesar de ser los que más evidencias científicas tienen a su favor en todo el mundo y que sin embargo, Robert Sarmarst no le importa afirmar por todas partes que ya ha descubierto Atlantis, cuando lo único que tiene de momento no es más que un volcán de fango como bien ha demostrado un oceanógrafo francés, y por supuesto, unos cuantos mapas y recreaciones virtuales donde se reconstruye lo que Sarmast piensa que debería existir, pero que aún no existe.

Robert Sarmast aún no ha mostrado al mundo ni una sola evidencia arqueológica que sea sólida y digna de considerar, mientras que Georgeos Díaz-Montexano ha mostrado no una sino hasta varios yacimientos con evidencias arqueológicas "sui generis" que deberían ser objeto de estudio entre los científicos.

Robert Sarmast se ha guiado fundamentalmente por las especulaciones del libro pseudo-religioso la Bilblia de Urantia, mientras que Jonas Berghman, Ulf Ritcher y en especial, Georgeos Díaz-Montexano, prefieren guiarse por el estudio científico y filológico de los manuscritos más antiguos conocidos de Platón y las evidencias científicas aportadas por la geología, la oceanografía, la paleogeografía, la sismología y la arqueología. No obstante -y en contra de toda lógica- Robert Sarmast está recibiendo, probablemente, el mayor apoyo publicitario a nivel Internacional que haya recibido nunca un buscador de Atlantis.

23 de abril de 2008

MUNDO ARQUEOLOGICO




La arqueología es una disciplina que estudia las sociedades a través de sus restos materiales, sean estos intencionales o no. Así, debemos dejar de lado la tradicional visión de que es "una ciencia auxiliar de la Historia, que complementa con documentos materiales aquellos períodos no suficientemente iluminados por las fuentes escritas". La Arqueología es una ciencia social autónoma, que estudia a los seres humanos a través de su cultura material y psicológica.
La mayoría de los primeros arqueólogos, que aplicaron la nueva disciplina a los estudios de los anticuarios, definieron la arqueología como el «estudio sistemático de la vida humana ya desaparecida». Otros arqueólogos enfatizaron aspecto spsicologico-conductistas y definieron la arqueología como «la reconstrucción de la vida de los pueblos antiguos». Más que por periodos temporales, la arqueología se suele dividir en marcos espaciales concretos, al ser el objetivo de la arqueología el estudio de un yacimiento a lo largo del tiempo. No obstante la labor de los arqueólogos se tiende a especializar también en un periodo, pero siempre prestando atención a los previos y posteriores.






El mundo de la arqueología es tan inmenso e interesante, debido a que gracias a los restos materiales de sociedades antiguas, el hombre actual puede investigar acerca de su pasado e incluso interpretar los conocimientos adquiridos, de modo que se pueda explicar de una forma coherente, la manera en que hemos llegado al nivel tecnológico, socio-cultural, económico y político en el que estamos viviendo.


Por ello hay tantas páginas dedicadas a la arqueología como de arqueologia que es una página muy interesante y sencilla sobre el mundo de la arqueología en el que te explica la historia de civilizaciones antiguas ó ciber job que es una revista mensual proporcionada por CiberJob. Contiene secciones sobre museos, excavaciones, urbanismo, exhibiciones, estudios y proyectos. Pero la página que según mi punto de vista es mucho más apasionante es terrae antiquae , es una revista online de arqueología e historia antigua con noticias diarias.






Así finaliza mi primera publicación sobre el mundo de la arqueología, no os perdaís el video de la reconstrucción tridimensional de la basilica de Herdonia.


ENTRANDO EN EL MUNDO ARQUEOLÓGICO


¡Bienvenidos a mi blog sobre Arqueología!
En él tal y como expresa el título hablaré de lo más importante en el mundo de la arqueología.
Espero que sea un tema de vuestro agrado.
¡Gracias por visitarlo
!